Las diez palabras del cambio: Análisis de la teoría de la acción de un líder del cambio

A los luchadores del cambio siempre nos alegra encontrar más luchadores del cambio, muchas veces mejores que uno mismo. Fernando Bolaños, viceministro de gestión institucional  sintetizó su intervención de cierre de un  congreso sobre descentralización con diez palabras que seleccionó de los días del congreso.  Esas palabras dejan entrever su teoría del cambio del sistema.
Antes de analizar algunas de las diez palabras comentadas, quisiera comentar lo que pude analizar en  el viceministro como líder del cambio. Como siempre he dicho los líderes no nacen, se hacen. Por eso debemos de aprender de todo colega que nos encontramos en el caminar.  Posee tres cualidades que yo, y la literatura de la transformación educativa, consideran clave en un líder de cambio: integridad, entusiasmo, pasión y capacidad de inspiración, son cualidades necesarias para poner a un sistema en movimiento.
Me ha dado gusto porque estoy convencido que este país necesita, más que una megainversión una megactitud. Gandhi supo inspirar a su país y logró cambiarlo, si hubiera tenido solo alta solvencia técnica no hubiese pasado a la historia y nadie lo conocería. Necesitamos muchos más líderes con el estilo de liderazgo de Ganhdi, tecnopolíticos.
Ahora paso a comentar su intervención.
Un liderazgo de servicio
Debemos entender que la función pública es una función de servicio. Servicio significa ponerse al final y no primero. Ello implica un cambio de concepción del sentido del poder. Implica también repensar los procesos de selección y captación del talento para trabajar en el ministerio y sus órganos desconcentrado. Tenemos que captar a las personas con esa hambre de servir a los demás para que asuman  cargos públicos y se decidan a trabajar en los órganos del estado en sus diversos niveles. Creo que un funcionario público debe de ser una persona con un profundo anhelo de justicia social. Sino lo tienes búscate otro trabajo.  Hay una historia  que grafica muy bien este liderazgo de servicio que todos debemos desarrollar. Tres reyes iniciaron un largo viaje a un lugar lejano, les acompañaba un siervo que les preparaba la comida, daba de comer  y cuidaba de los camellos y les cantaba y divertía en los momentos de descanso. Ocurrió que  un día despertaron y el siervo había desaparecido. Se pueden imagina que el viaje nunca fue terminado, tuvieron que dar marcha atrás ¿Quién era el líder en este grupo? ¿De quién dependían que lleguen a la meta? Al final el siervo resultó ser el líder del equipo, puesto que sin él no se pudo lograr el objetivo.  Ese es el nuevo liderazgo que tenemos que generar.
Pero este liderazgo de no debe estar solo en una persona, también José Martín Vegas mencionó la palabra liderazgo distribuido, es decir, este liderazgo  lo tiene un colectivo, es un resultado de las relaciones, no lo tiene solo una persona o varias. Es  el fruto de la interrelación de todos, como proponen las últimas definiciones del mismo (Ver Leithwood, Cómo el liderazgo influye en el aprendizaje del estudiante).
“Eres y vales”.  Tenemos para construir ciudadanía y ello pasa por decirle al otro  “vales” y decírselo con gestos,  con una mirada respetuosa, con un apretón de manos, con la escucha atenta. Compartir lo que hace él cuando llega a un lugar. Trata de saludar a todos y cada uno en primer lugar. Eso es construir ciudadanía. No solo hablar de ella sino buscar transmitirlo hasta por lo poros que cada peruano vale y es digno de lo mejor.
Luego mencionó la palabra capacidades. Acentuó el elemento de la pasión y el convencimiento por lo que se hace.  Pienso lo mismo,  si logramos inyectar pasión convencimiento, lealtad y confianza en un sistema que ha vivido en las antípodas de estas actitudes durante años,  se frenará la inercia.  Pero ese entusiasmo, que va de la mano con el desarrollo de capacidades,  debe ir de la mano con una mayor autonomía. “La autonomía implica ser conscientes de nuestro valor”, afirmó, para poder después tomar las mejores decisiones.
Como conclusión, creo que la educación en el Perú está pasando por un momento histórico. Solo queda que todos pongamos el hombro y  ejerzamos ese liderazgo de servicio para ser juntos esa masa crítica contagiosa, para que, como un virus bueno, se contagie por todo el Perú y contagie a todos los países hermanos para construir un Latinoamérica más justa, fraterna y reconciliada.

Entradas más populares de este blog

"Comprendiendo la escuela desde su realidad cotidiana. Estudio cualitativo en cinco escuelas estatales de Lima"

EL SISTEMA NACIONAL DE EVALUACIÓN, ACREDITACIÓN Y CERTIFICACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA

4 secretos para educar a un niño con éxito