¿Diversificación curricular o personalización curricular?

El capítulo 3 del Diseño Curricular Nacional (2009) desarrolla los lineamientos de la diversificación. Se esperaría que desarrolle una definición, pero no lo hace. solo menciona que los "currículos básico nacionales se diversifican", y aparecen esbozadas algunas ideas como son pertinencia, contextualización. Por lo que según el DCN se podría deducir una definición entendida como hacer los contenidos nacionales pertinentes y contextualizados a la región , localidad y escuela. Al final el encargado último de dicha contextualización es la escuela y lo expresa en un documento llamado el Plan Curricular Diversificado. Todo ello es rescatable y positivo. Pero viene la pregunta a quién corresponde la atribución de declarar qué es lo propio en una determinada cultura. En un país tan diverso como el nuestro, en el que no somos 25 culturas en 25 territorios, sino muchas más. Así mismo quién define qué es el patrimonio local o regional. Al final lo que interesa es respetar y responder a las necesidades del estudiante. Por lo que creo que la diversificación no ha sido entendida ni aplicada adecuadamente. Creo que el error ha sido de enfoque , partir de arriba hacia abajo. Mi propuesta es que partamos de abajo hacia arriba, es decir, del usuario último y centro del sistema el estudiante, ciudadano peruano. Creo que un sistema en el que se establecen directrices como país y una declaración de Aprendizajes Fundamentales que expresan el sueño y realidad que se quiere realizar en los peruanos. Todo esto enlazado a un horizonte como país, un proyecto político y cultural a realizar. Estas directrices son para todas las escuelas, el trabajo de cada escuela y cada equipo docentte es más que diversificar, personalizar la educación. Al final lo propio es lo propio de cada persona humana. por ejemplo, un currículo regional o local, puede haber sido muy contextualizado y rescate el patrimonio local, y sin embargo no rescatar y atentar contra lo propio de cada alumno. Constituyéndose en una imposición y falta de respeto a las necesidades de un estudiante que requiere de otro tipo de experiencias y contenidos para un momento determinado de su vida.
 En síntesis creo que una propuesta central de principios que se desagreguen en competencias es esencial para el desarrollo de un país y un currículo basado en los principios de equidad, inclusión y justicia social. Esta propuesta va de la mano con el trabajo de cada equipo docente de personalizar el aprendizaje y hacer de esa propuesta global o nacional una propuesta personal. En la que el alumno se descubre así mismo en ella y percibe como se enriquece como persona y aprende a ser más, a hacer más cosas, a conocer más, y a convivir consigo mismo y con sus hermanos.
 Por último, si lo que llamamos global tiene dos o tres dimensiones, la nacional, regional o local, seguirá siendo global por más dimensiones que tenga, mientras no se convierta en un proyecto de de vida, un proyecto personal de cada individuo. Puesto que al fin y al cabo "la propuesta curricular se enfrenta al desafío de asegurar que cada estudiante sea el protagonista de sus aprendizajes, reconociendo que todos y todas somos especiales" (Tedesco, Operti, Amassi, p.19)

Entradas más populares de este blog

"Comprendiendo la escuela desde su realidad cotidiana. Estudio cualitativo en cinco escuelas estatales de Lima"

EL SISTEMA NACIONAL DE EVALUACIÓN, ACREDITACIÓN Y CERTIFICACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA

4 secretos para educar a un niño con éxito