Dar voz a los niños, es incómodo para muchos

Encontraba este texto de Lucho Guerrero que guardé hace un tiempo.  Y me parece muy cierto, ¿qué piensan? Más que niños problema ¿no será que somos maestros problema?

Mientras más invisibles son los niños, para muchos padres y maestros, mejores niños son. El niño o la niña que sólo habla cuando le indican, que dice siempre lo correcto y que jamás interfiere con sus tonterías las cosas importantes que hacen sus mayores ni les hacen perder su valioso tiempo, esos son los buenos. Por eso, el niño que se atreve a ser él mismo y dice lo que piensa y expresa abiertamente sus sentimientos y actúa en cada circunstancia difícil en función a lo que le dice su conciencia, es un niño problema para algunos maestros y para algunas madres, que en pleno siglo XXI siguen mirando a la niñez con los anteojos del siglo XVIII (Guerrero, L. Miércoles 28 de noviembre de 2007. No me hagas pasar vergüenzas. CNR.).