Repensando la enseñanza de la historia

Enseñar a pensar como un historiador, como matemático, como un científico, como un filósofo etc. Es  uno de los objetivos principales de la educación, para algunos como MacIntyre esa sería la naturaleza de la educación: Introducir a los jóvenes en la esencia de los diversos saberes.  Y, además, generar una interconexión entre los mismos, de manera que generemos un pensamiento interdisiplinario, polidisciplinario y, lo más interesante, un pensamiento transdisciplinario, es decir creación de saberes nuevos a partir de la fusión y síntesis de los otros.  Y pensar que hay algunos que afirman que “cualquier puede enseñar”.
Viene a mi mente estos temas a   la luz de un proyecto de la universidad de Stanford : Leyendo como un historiador . Una propuesta innovadora que busca que los chicos piensen como historiadores. Sin texto guía, sin exposiciones, se busca que el estudiante desarrolle su propia propuesta de explicación de la historia, basada en evidencias. Es uno de los proyectos del Stanford history of education group (Tienen un lema inspirador: “Diseñando el futuro de la enseñanza del pasado”).

Referencia