La redistribución del poder en la escuela

Algunas reflexiones que me ha generado la lectura del artículo de Calderón.
Es necesario redistribuir el poder en la escuela para la toma de decisiones por dos razones:
En primer lugar para poder atender y responder mejor a las necesidades de los estudiantes y favorecer su despliegue y desarrollo como persona, el fin último de la escuela.
En segundo lugar porque esta redistribución del poder se expresa en los espacios de participación escolar, ésta a su vez es una dimensión de la participación ciudadana. Esto significa que si queremos construir un país más sólido y democrático debemos de promover espacios de redistribución del poder.
Estas dos razones son válidas y aceptadas en el papel. Pero cómo hacemos para que espacios culturales donde el poder lo han tenido unos pocos,  cambien. 
Entender que el camino pasa por establecer estrategias de cambio de culturas organizativas, y sobre eso la literatura hoy día es lo suficientemente abundante como para empezar con pie derecho.
Por ello creo que le cambio de cultura en la escuela, lo que Cuban llamada gramática escolar, es posible, asimismo el cambio de cultura en cómo funcionan lo gobiernos locales y regionales, también es posible. Solo es necesario utilizar la estrategias correctas que la ciencia del cambio nos ofrece.
Como todo aprendizaje es necesario un entrenamiento regular y constante, viene a mi mente la experiencia que desarrollamos en el 2007 con el proyecto de autoevaluación escolar con 30 escuelas, que en esencia fue un ejercicio de redistribución del poder, de dar voz a los alumnos y padres.  Con ejercicios y técnicas concretas que resultaron bastante útiles para cuestionar las prácticas participativas de la escuela. Nos basamos en la interesante experiencia realizada por  John Macbeath,  Denis Meuret, Lars Jacobson y Michael Schratz en el año 1997.




Entradas más populares de este blog

"Comprendiendo la escuela desde su realidad cotidiana. Estudio cualitativo en cinco escuelas estatales de Lima"

EL SISTEMA NACIONAL DE EVALUACIÓN, ACREDITACIÓN Y CERTIFICACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA

4 secretos para educar a un niño con éxito