HASTA DONDE DEJAR QUE SE META EL BANCO MUNDIAL

Interesante el artículo de José Rivero, experto en política educativa, en el que plantea que nuestros países sí están preparados para plantear sus propias políticas educativas y ya es hora de que el Banco Mundial deje de ofrecer recetas.  Un ejemplo de ello es el “un nuevo contrato social para el Perú”. Quizá subestima a el creciente conglomerado de técnicos y expertos en elaboración de diagnósticos  y políticas educativas que tenemos y sigue pensando que no tenemos la capacidad para hacerlo sólos.