Incoherencias a todo nivel

Entrevistaron a Idel Vexler acerca de la evaluación y capacitación docente, un fragmento de lo que dijo:

“¿Cómo se estimula a los maestros?

Además de tener un estímulo económico los que tienen logros suficientes y destacados, los 300 mejores maestros que se capacitaron en el 2007 y que pertenecen a todas las regiones del Perú están recibiendo un curso semipresencial de alta especialización en forma gratuita a cargo de la Universidad de Harvard.” 50 horas de capacitación docente se dan en colegios. Entrevista a Idel Vexler, viceministro de Gestión Pedagógica. (Miércoles 18 de junio del 2008). Diario La República,

 

Otra muestra más de nuestra triste incoherencia que vivimos.

Argumentos:

1.    Uno de los programas estratégicos del estado es el de mejora de los aprendizajes de los niños, y el medio para la mejora de LOS NIÑOS  es una intervención descontextualizada y con muchas deficiencias llamada PRONAFCAP. Yo no sé cómo los financiadores ven la relación causal directa entre la mejora de aprendizajes de los niños y unas charlas de matemática y lenguaje, de manera masiva y 4 monitoreos  en aula a docentes. Hasta un estudiante de metodología de la investigación  I se daría cuenta de que no existe tal relación causal en dicha intervención.

2.    Se dice que el premio de a una capacitación que reforzó áreas de matemática y lenguaje, y monitoreó a docentes en el aula con propuestas de evaluación tan dispares (comparen las propuestas con las que ha ido cada universidad a las aulas), dicho premio es una propuesta que pone fin a la evaluación como la conocemos, una propuesta que valora la comprensión y que invita a que la moneda de la escuela dejen de ser las notas, la fama de la escuela, sino que sea LA COMPRENSIÓN. Es una invitación a priorizar la comprensión en nuestras escuelas y como dice Garnerd, en “Educare al Comprendere”, que me parece acertado, dejar el juego de las respuestas correctas y lanzarnos al “riesgo del comprender”.

Quizá el ministerio no sabe lo que está comprando, pero la propuesta, sobre todo el enfoque de la Enseñanza para la comprensión, creo que es bueno  y lo necesitamos. Pobre maestro, cuando se dé cuenta de que el Estado le paga un curso, que invita a aplicar,  y que el mismo Estado le pone  todas las trabas posibles para que aplique ese curso que le está pagando.

Incoherencias de la vida ¿no les parece?