El tedio docente tiene solución

Interesante el artículo de León, que va en la línea que vamos discutiendo. El maestro está cansado, no solo en el  Perú, sino también en países con una visión errada de desarrollo profesional docente. Acaba diciendo “En el Perú el hartazgo docente no se expresa renunciando al cargo sino descargando en los alumnos su malestar, con agresividad, indiferencia hacia su rendimiento y situación personal,  falta de dedicación, etc. De modo que la  enfermedad burocrática hay que atenderla de todos modos, así no renuncien los docentes”.

Creo que tiene toda la razón. En USA u otros países se salir de la docencia y encontrar un trabajo menos estresante con un sueldo similar, en el Perú no. Y al no haber alternativas,  se descarga el malestar con los alumnos, agrevidad, indiferencia hacia su desempeño laboral y un triste abandono personal. No es solo el dinero, el sueldo, sino también las condiciones en las que se trabaja. Y esto último SÍ lo podemos cambiar a corto plazo. De quién depende, del Ministerio, y ahora, de los gobiernos regionales.

 

Hartos de la carga burocrática

La investigación del hartazgo docente y el consecuente abandono escolar de buenos maestros (8% anual en EE.UU.) muestra que no son los alumnos los causantes principales, sino los burócratas, administradores y directores que exigen un inagotable papeleo y requerimientos administrativos (queja frecuente también en el Perú).

Ver artículo completo en 

 http://www.trahtemberg.com/articulos/34-articulos/1253-hartos-de-la-carga-burocratica.html