¿Sobreprotección o sana prudencia? hasta donde cuidar a los chicos

El último post de Alfredo (¡Sea Ud. la peor mamá del mundo!)  comenta la importancia de una sana prudencia en la formación de nuestros hijos o estudiantes. hay que saberles ofrecer espacios de libertad de aprender a hacer diversas cosas por sí solos. Es cierto que en las grandes ciudades se está extendiendo el temor, a veces fundado, de los diversos peligros a los que están expuestos nuestros chicos.  Pero por ese temor no se les puede recortar la vida entera hasta criarlos en burbujas, como dice Alfredo. Todo un desafío para muchos padres que viven invadidos por los medios de comunicación y la consecuente construcción de la realidad a partir de los mismos.