Grandes soluciones frente a grandes desafíos


Ha sido publicado el Informe de seguimiento de la educación para todos en el mundo 2010 de la Unesco titulado Llegar a los marginados. Un informe que hay que en clave de optimismo dramático. Optimismo puesto que se han realizado algunos avances. Como es el caso del número de niños escolarizados, tenemos 33 millones menos. Sin embargo algo que me resulta deprimente nos llama a una acción conjunta drástica es el número de analfabetos o personas con poco nivel de educación existente en muchos países:

En veintiséis países, el 20%, o más, de los adultos jóvenes han cursado menos de dos años de estudios, y ese porcentaje se eleva a un 50%, o más, en algunos países como Burkina Faso y Somalia. (p.5).

Sorprendente y doloroso, tan solo pensar que en Burkina Faso de cada 10 cinco solo han llegado hasta segundo de primaria

Qué tipo de habilidades se puede esperar de una persona así. A qué tipo de puestos y sueldos puede acceder. Es sólo una manera perpetuar la pobreza.

Me parece un poco utópica la propuesta que hace el documento de sextuplicar la inversión en educación.

Y en lo que toca el tema que me interesa más ahora, el de la educación técnico profesional, están aumentando los jóvenes desempleados a nivel mundial. De un 12% en el 2008 a un 15% en el 2009, es preocupante.

Vale la pena analizar los diversos factores que contribuyen a la poca eficacia de la educación técnica y profesional, analicemos cada uno de ellos aplicándolo al caso peruano:

1. Subfinanciación. Revisando el gasto que se ha venido haciendo en educación (Ver MEF-Transparencia Económica) el aumento en la inversión en educación superior no universitaria ha sido mínima pasando de 41 millones de soles en el 2000 a 62 millones en el 2010. De lo que se va en sueldos más de la mitad. Y lo que queda en Bienes y Servicios, y un mínimo para renovar equipos y tecnología de punta, cerca de 14 millones que hay que dividirlo entre los 485 Tecnológicos y 154 institutos y escuelas pedagógicas públicas de todo el país.

2. Insuficiencias en su concepción: estoy preparando un análisis sobre los últimos 30 años en reformas en la educación técnica en el Perú y he podido ver iniciativas interesantes, pero que no fracasaron. Como el caso de las ESEP (Ver Sanchez-Moreno, G. (1997). Análisis descriptivo de un proceso de institucionalización educativo peruano : el caso de las ESEP en el período 1975-1980. Universidad de Lima, Lima.) que no duraron ni 5 años, con 6 años de preparación previa para dicha reforma. Creo que se aplicó la fórmula de Fullan 25/75, 25 % de la buena idea y poco del 75 % de una adecuada teoría de la acción para implementar dicha reforma.

3. Actitudes negativas de los padres: ser de instituto es ser menos para muchas personas. Tiene un acento de menor categoría social y económica y ello está desde el nacimiento de los institutos en el caso peruano, hecho que no pasó en muchos países. Y mientras no se solucione la imagen social que tienen los institutos en su mayoría no se podrá hacer mucho al respecto.

4. Vinculación insuficiente en el mercado de trabajo: efectivamente también el Perú los tecnológicos en general no tienen una relación directa con el mismo. además hay que reeducar el empresariado en general.

“Tutto é paese” , es decir, no hay nada nuevo bajo el sol. Analicen lo que ocurre en Medio Oriente, y díganme si no les suena familiar:

Sin embargo, este tipo de enseñanza se ve aquejado por diversos problemas: deficiente coordinación gubernamental, recursos presupuestarios insuficientes, carencia de profesorado cualificado, currículos que guardan escasa relación con las competencias deseadas por los empleadores y falta de normas uniformes. (p.16)

Hay mucho que discutir. Sigamos analizando lo que pasa en el mundo para poder saber qué es lo que podría funcionar en el nuestro.

Invito a revisar el documento. El resumen del informe en castellano está aquí http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001865/186525S.pdf y el reporte total aquí full report.

Aquí escribes el resto del contenido que no se vera.