¿Ofrecemos una formación integral?


Hablamos y hablamos de formar a toda la persona, pero ¿Se hace en realidad? Leer la última entrada de Manuel (Mirada de hombre), me hace pensar en cuánto estamos formando a los niños y jóvenes para el amor, en lo que más importa en la vida. Para compromisos serios duraderos. Para ser hombres de honor. En mi opinión defino al ser humano como ser hombre de palabra, ser fiel a la palabra dada. En cumplir el deber encomendado y no huir cobardemente del mismo. ahí está la grandeza del ser humano. Miremos las películas que más admiramos, las películas épicas. El héroe es eso justamente, simplemente una persona que fue fiel al deber encomendado y eso lo hace gigante. Un interesante comentario que hace Antoine de Saint Exupéry en Vuelo Nocturno, respecto a porqué el autor admiraba y veía grande a un oficial llamado Rivière, puesto que simplemente fue siempre fiel al deber encomendado.
Reblog this post [with Zemanta]