Avances en la educación argentina


El CIPPEC acaba de publicar un documento en el que analiza los cinco años de ejecución de la Ley del Financiamiento Educativo (LFE). En síntesis hace una valoración positiva de la misma, pero resalta inequidades existentes y desafíos pendientes.

Comparto algunas reflexiones de mi lectura del documento:

La descentralización educativa no es la respuesta como muchos plantean. En Argentina en el año 1992 se descentralizó el sistema, hoy, 18 años después, las inequidades en el gasto son bastante grandes. Como menciona el documento:”la LFE no logró modificar la estructura básica de desigualdades entre las provincias” en algunos casos aumentó. Por ejemplo, la provincia de Salta invierte cerca 3000 pesos por alumno, mientras que Tierra de Fuego 13 mil pesos. Es una brecha no pequeña ¿Cierto? Por lo deberíamos de tomar conciencia de que el debate educativo no se debería focalizar en centralizar o no el sistema, sino en otros aspectos.

Otro detalle interesante es que han logrado llegar a lo que en el Perú se viene esperando hace tiempo, el 7 porciento de inversión en educación. Lo que nos muestra que es posible realizar ese direccionamiento del dinero del estado, si hay, en primer lugar, una decisión política, y, en segundo lugar, una planificación realista y exigente, como lo ha sido la Ley del Financiamiento Educativo (LFE).

Respecto al salario docente, es meritorio el aumento que se ha realizado, pero dada la autonomía provincial, existen brechas llamativas entre los salarios de docentes de diversas provincias, más disparidades.

Invito a su revisión, puesto que hace un análisis de temáticas interesantes, como son: la educación técnica, el aumento de la cobertura, la enseñanza de una segunda lengua, los resultados en las evaluaciones internacionales (PISA), la inversión que se viene haciendo en el programa conectar igualdad.com.ar