la falacia del incentivo monetario

Otra vez más se pone en la mesa de debate de las propuestas de gobierno en el Perú el tema de los incentivos económicos para un mejor desempeño y otra vez más la evidencia empírica muestra que no funciona.
En este video se muestran diversas investigaciones de prestigiosas universidades que concluyen lo siguiente: los incentivos económicos funcionan si lo que se trabaja con habilidades rudimentarias, pero su resultado es inverso si se trabaja con habilidades complejas, y se requiere creatividad y sofisticación. Me pregunto, ¿la docencia es una trabajo rudimentario o requiere mentes que tienen que enfrentar desafíos de manera creativa y usando todo el conocimiento existente?

Entonces ¿qué hacer para que la gente sea más productiva y se sienta bien? Según este autor son necesarios tres elementos:

Darles autonomía. En la docencia eso es clave y no riñe con una mayor precisión.

Maestría, es decir, ayudar a que la personar se desarrollo profesionalmente y sienta que está haciendo las cosas bien. Se sienta realizada profesionalmente. Y por último

Un propósito moral. La gente necesita saber que está cambiando el mundo, necesita saberlo y sentirlo, sentiré útil y necesario para ese gran proyecto.

Eso sí, es una buen motivador de un mejor desempeño.

Todo esto en el marco de sueldos dignos de manera que no tenga que estarse preocupando en ganar más en otros lugares o “cachuelearse” como se dice en mi país.
Todo esto es lo que muestra el autor. ¿Mi opinión? estoy de acuerdo con el autor, con algunos elementos que habría que añadir para el caso docente.